mayo 13, 2007

Apuntes contradictorios sobre el Día de las madres.

Para estas fechas la frase típica es “todos los días deberían ser el día de la madre”. Está bien, pero tampoco es para hacer un “tango” de una actividad tan común entre las mujeres del mundo. También he escuchado “A mi madre le debo tanto...” No!! ¡No le debés tanto!, ella te trajo al mundo y era su responsabilidad cuidarte (junto con tu padre si existiera) hasta que lo pudieras hacer solo o sola. Cuando tengas hijos vas a ver que nunca se te pasará por la cabeza cobrarle los desvelos, los caprichos, la falta de intimidad, los gastos de la academia de música, gimnasia, colegios o las galletitas Oreo.
No sentirás que tu hijo está en deuda contigo porque los hijos tienen de sus padres la incondicionalidad y por eso no importa si son drogadictos, de malos hábitos, peleadores, malos estudiantes, consiguieron pareja de su mismo sexo, etc.; el amor de sus padres siempre lo tendrán.
A veces me pregunto si extraño a mi madre, me respondo que sería lindo conversar un rato.
CJS in NYC publ. hace un año...

Nunca fui un hijo agradecido, no creo que los hijos en general lo sean, todo lo bueno que hacen los padres no es tenido muy en cuenta a la hora de los reconocimientos. Las cosas feas sí, esas se mantienen siempre latentes a la espera de la primera oportunidad para ser usadas de arma mortal. Se clavan sin anestesia, en el momento más inapropiado y no generan una gran culpa. Los padres siempre están en deuda con nosotros, hagan lo que hagan siempre va a ser poco, los favores de su parte no son favores, estrictamente son hechos imprescindibles que no merecen reconocimiento. No pueden equivocarse sin que su error sea gigantesco y garrafal, no pueden dudar porque necesitamos su seguridad, no pueden llorar porque los desprotegidos somos los hijos y ellos nos deben cuidar, no pueden divertirse porque nosotros siempre debemos estar más contentos que ellos, su intimidad debe depender de nuestra autorización. El despotismo que aplicamos a nuestros padres debería ser penado por la ley, no existe justificación.

Miseriedad® Cruz J. Saubidet 2005


4 comentarios:

Anónimo dijo...

http://yasinearth.blogspot.com/

unocontodo dijo...

mmm.... como que si.... yo estoy de acuerdo con tu opinión... es la realidad... somos 4 hermanos y fui el último que salió de la casa... y sí, es así.... Saludos.

Don Mike dijo...

Tiene ud toda la razon.pERO BUENO,ESO NUNCA VA CAMBIAR.

yO PROPONGO UNIFICAR NE UN SOLO DIA LAS CELEBR4ACIONES DE LA MADRE, LA MUJER Y LA EMPLEADA DOMESTICA.¿QUE NO ES LOS MISMO?..JOJOJO

UN ABRAZO SR.

PD: cOMO ME CAGA ESPERARME A COGER DE LO RICO CON MI MUJER HASTA QUE MIS HIJOS ESTEN BIEN DORMIDOS.

Consuelo dijo...

Cuan cierto lo que has expresado. Hasta permiso pedidos ...

Un honor tu visita ;)