mayo 16, 2006

Mi profesora de inglés es filipina.


Mi profesora de inglés es filipina, aunque por su acento recuerda a los agentes de CAOS del súper agente 86. La erre la pronuncia con una violencia especial, incluso más ríspida y extensa que en español. A pesar de ese pequeño defecto de pronunciación debo agradecerle sus esfuerzos para con mi negación lingüística, que incluso suele sucederme con el español. Ella ha hecho lo posible porque yo aprenda y yo he hecho lo posible por aprender, pero es posible que nuestra incompatibilidad sea genética y no podamos hacer nada al respecto. Así y todo me considera un “good student” a pesar de que confundo el “go” con el “went” y, peor aun el “ago” con el “later”. Nada de eso ha evitado que cada clase tengamos una entretenida serie de discusiones sobre política, economía y, las mas exaltadas, sobre historia y geografía. Ya comenté antes que soy incapaz de enojarme en inglés, pero las bizantinas discusiones con mi teacher, sacan una parte de mí que suele estar escondida.
Mary Ann, que así se llama, es una gran observadora de la realidad, suele estar enterada de los acontecimientos de USA y el mundo y cada clase aprovecha para describir alguno a modo de ejercicio. En general se trata de hechos delictivos o políticos que rejunta en los desayunos con la TV encendida. Casi siempre suelo estar al tanto de sus dichos y pronuncio mi frase : It’s lie, Mary Ann (es mentira) I can’t understand as you can believe that! (no puedo entender como puede creer eso). Ella responde que es true (verdad) y entonces comienza la discusión, de la que dejan de participar los otros alumnos pues se divierten mucho con la situación. Ella y yo también nos entretenemos.


Días atrás la disputa era sobre el país más grande de todos. Ella aseguraba que era China y yo le juraba por Dios que era Rusia, que China era el más poblado pero no el más grande. La trifulca cobró matiz de pelea al momento que le dije que no me extrañaba, ya que ella creía que Irán estaba en África y que El Salvador pertenecía a América del Norte. En conclusión, no logré convencerla, ni de eso ni que los sumerios existieron antes que los babilonios y que la muralla china no se ve desde la Luna sino con clima favorable y un buen telescopio. La clase siguiente seguimos siendo amigos.
Mary Ann es una mujer de aspecto 100% filipino, de nariz ancha boca gruesa y mirada ojijunta. Está casada con un norteamericano que trabaja (según ella es muy poco lo que hace) en el correo y no tienen hijos. Sí, están rodeados de sobrinos, a los que les suceden todas las cosas que le ocurren a la humanidad. Su sobrina quedó paralítica por tal cosa, su sobrino es ciego, su primo fue asaltado y herido, su prima se intoxicó por cocinar en bandejas descartables de aluminio, un cuñado murió en el ataque de las torres, la casa de su tía fue sepultada por un alud, el auto de su sobrino tiene reproductor de MP3, y así, cada tema que se conversa en clase está acompañado de un ejemplo familiar.
Es muy peligroso brindarle información privada, así y todo, sus alumnos no dudan en contarle sus problemas y muchas veces lloran en su hombro. Automáticamente, al día siguiente, todos nos enteramos que a tal alumna el marido la castiga con cintos de cuero, que tal otra perdió su trabajo y está siendo mantenida por un degenerado, que a tal lo asaltaron y violaron al regreso del trabajo, que a tal le llegó una citación del banco que el estado confiscó su cuenta, que a otro la migra lo tiene en la mira, etc. etc. Las clases son muy divertidas y se conversa de los temas más variados. Los alumnos somos adultos por lo que muchas veces los temas suben de tono, lo que a Mary Ann le encanta, se nota pues le brillan los ojitos y se ríe con su voz gruesa.
Hoy discutimos sobre el envío de tropas a la frontera de parte de Bush, yo se aseguraba que era el pago que hacía George W. para que no sigan molestando con la HR3347 y ella opinaba que se trataba de una maniobra con vista a las elecciones. Discutimos un rato, pero después hablamos sobre las bondades de tomar bebidas calientes en verano y frías en invierno, la acidez estomacal, los disturbios en San Pablo, la preparación de un bife marinado, los algodonales de Egipto y los nombres apropiados para decir CULO y TETA. La clase fue muy entretenida. ¿El libro y el programa?, tal vez la próxima.
Cruz J. Saubidet®




10 comentarios:

Don Mike dijo...

que gracioso...por lo menos te divierte un rato...saludos sr..yo acabo de publicaruna anecdota divertida ....caigale por ahi.....cuidese...

Fabrizio dijo...

Mi madre estudio en una escuela de monjas españolas, fueron ellas las que que le enseñaron el inglés, a la fecha mi madre pronuncia penzil en lugar de pencil, por poner un ejemplo no cabe duda que lo que bien se aprende jamás se olvida.
Un saludo

Luis Colorado dijo...

Hola Blogger.

Pase por el blog y esta muy interesante.

Saludos.



http://lecdmx.blogspot.com

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

Cuéntale a tu profe que china no es ni el primero, ni el segundo ni el tercero...

Rusia 17.075.200 km²
Canadá 9.984.670 km²
USA 9.631.420 km²
China 9.596.960 km²


Ahora lo que si me transportó a mi infancia fue el Super Agente 86!!!


Saludos

Wendy Pepper dijo...

la palabra "trifulca" debe ir entre comillas porque es de otro tipo de registro, man

Ps: más metodo, y menos chapuzería (recomendacion "Saussureana")

Cruz J. Saubidet dijo...

Luis, Fabrizio, Mike: se agradecen los comentarios
Marcel: Ud. es una enciclopedia
Wendy pepper: pondré entre comillas algunas palabras, pero ¿de que registro hablas?
Digo, "chapuzería" no debería tambien ir entre comillas. Me iré aestudiar el método a su blog.

Anita dijo...

Ere muy entretenido Cruz, tanto como tu profesora.
Y qué estás esperando, escribe tu blog en inglés!!
Kisses.

Anita dijo...

Ahh!! tienes un estilo "wild"
I like it.

Juank dijo...

Para cuando una version de los alumnos que tomamos la clase?
jajajajajajaja.
Un abrazo y nos vemos en clase.

Wendy Pepper dijo...

no, no, chapuzería no va entre comillas porque yo estaba usando el género chat o mail