junio 20, 2006

Un cuento sin moraleja, pero que poco nos deja (Chiste modificado)

En un pequeño pueblo del norte de Estados Unidos vivía Melany, una jovencita muy pero muy bonita.
Criada en el seno de una familia de arraigadas costumbres religiosas y republicanas, había pasado la adolescencia con una idea en la cabeza: mantener su virginidad hasta el matrimonio.

Tenía un novio, Mark, que como muchos jóvenes del pueblo comulgaba con esa idea, por ello la relación nunca vivió discusiones por ese carnal motivo. Así y todo, nada les impedía vivir momentos fogosos, y vaya que los vivían, lo único que procuraban era mantener intacto el himen de ella.

Pasó el tiempo y llegó el ansiado día de la boda, la fiesta fue espectacular y la noche de bodas justificó toda la espera. Durante dos días con sus noches no salieron del hotel bostoniano desde donde partirían hacia la luna de miel en Bahamas.

Todo fue maravilloso, volvieron del caribe, se instalaron en una bonita casa con jardín y se reencontraron con familia y amigos ansiosos de historias.

Pero una noche, mientras Melany se movía encima del marido y una sonrisa en las caras anunciaba un pronto desenlace, Mark sintió un dolor en el pecho, sus gestos no alarmaron a Melany pues su esposo solía hacer pantomimas cómicas mientras le susurraba que un día lo mataría de amor, y siguió subiendo y bajando al ritmo que el cuerpo le pedía.

Los ojos de Mark ya no se abrieron, estaba muerto.
Desesperada, Melany llamó a Carol, su mejor amiga que llegó a su casa en menos de cinco minutos. Carol era la más experimentada del grupo de amistades de Melany y cuando miró a Mark boca arriba, desnudo, muerto y erecto aun se le ocurrió una idea que cambiaría el rumbo de los acontecimientos.
LEER COMPLETO...


11 comentarios:

Ivan Sotomayor dijo...

Qué bolas, jajajaja.

kristin dijo...

Uyyyy, no soy hombre y me dolió. Muy buena la historia, cómica.
K.-

bowie dijo...

buena, buena historia, claro que sí

va el abrazo

pRinCes@rtigas dijo...

HOLA :)

Me ha gustado mucho tu historia, aunque en lo particular el final me hubiera gustado de otra forma, pero en fin, GRACIAS por compartirlo con nosotros Cruz, HASTA PRONTO.

Cruz J. Saubidet dijo...

Ivan, Kristin, Bowie: Gracias
Martha: Creo que a Robert tambien le hubiera gustado otra final, pero queselevacer

Anita dijo...

Jajajajaja...Que horror!!
Eso le pasó por fresco!
Debió esperar su turno.
Pobre hombre.....jajajajajaja

Muchos cariños para tí!!

Rodrigo dijo...

Jajajaja... buena historia y con moraleja incluida.

Hasta pronto

Marcy dijo...

Jajajaja, eso era lo que menos me iba a imaginar!! yo pensé que ella como que se iba a dar cuenta o algo asi, pero eso. LOL. Muuuuy buena la historia.

dirat dijo...

eso le paso por aprovechao.
se quedo sin pena, digo, sin el pana, que diga, sin pene.

Patricio Padilla Navarro dijo...

pucha me reí como 10 minutos, pero de todas maneras hay una buena moraleja, además tiene uan narración notable.

saludos

Cruz J. Saubidet dijo...

Anita, Rodrigo, Marcy, Dirat y Patricio: Me alegro que hayan disfrutado del chiste