junio 05, 2006

Alan García, Perú, infidelidades y propuestas matrimoniales.


La infidelidad es una de las actitudes humanas de mayor difusión. El perdón hacia la infidelidad es un tema que ha preocupado tanto a psicólogos, sociólogos, encuestadores y, por que no, estadistas de los siglos XX y XXI.

La situación es la siguiente, después de un tortuoso matrimonio cargado de fracasos y engaños, la mujer abandona a su esposo. Las heridas son muchas, emocionales y económicas, pues el hombre gastó los ahorros en pavadas y, hablemos claro, no trabajó demasiado durante esos años.
Luego del divorcio, esta mujer se dejó manejar, ya sin fuerzas, por aquellos que al menos le aseguraban un plato de comida y le daban un dejo de paz a su vida. Hasta que lo consideró poco y le pareció que merecía ser respetada.
Después salió un tiempo con un hombre callado y pensativo del cual no tenía claro que era lo que hacía, pero al menos lo veía trabajar. Un tiempo anduvieron bien, pero nuevamente le pareció poco lo que este hombre ofrecía, por lo que lo fue abandonando poco a poco.

Mágicamente cada cinco años, su autoestima crecía a fuerza de halagos, aunque le resultaba extraño lo cíclico de su belleza, se dejaba seducir y, en efecto, optaba por alguno de los que la cortejaban.

Llegó el 2006, y este año se sintió fuertemente atraída por una mujer con voz de primavera. A su vez, un señor de aspecto popular, mirada soberbia y remera sin cuello le ofrecía cambiar de vida. Pero apareció su ex marido, asegurándole que había cambiado, que quería volver a casa, que la extrañaba, que olvidara el pasado, que lo perdonara.

Ella dudó, durante meses demoró su decisión. Fue paso a paso, su sexualidad pudo más que su pasión y descartó a la mujer de voz primaveral, dejando a su ex marido y al fanfarrón popular que revolotearan esperando su decisión.
Se arrepintió una y mil veces de haber abandonado a aquella mujer de voz de primavera, pero ya era tarde y debía optar entre dos que no la convencían, pero estaba obligada a elegir, no quería volver a sentirse sola.
El fanfarrón hablaba fuerte, solía pelearse en las esquinas y criticar mucho al ex marido, a ella le divertía la situación pero le daba miedo una vida junto a ese hombre prepotente, que además quería parecerse a un amigote del norte que a ella no le simpatizaba.
Su ex marido tampoco la convencía, aseguraba haber cambiado pero ella lo veía igual, incluso más gordito y charlatán que antes. Pero estaba más calmado, más asentado, más moderado que en sus años compartidos.

Ambos le dieron el ultimátum ayer, ella debió poner todo en la balanza, lo más difícil fue cargar de peso sus esperanzas que de desconfiadas tendían a evaporarse.

A las 6 de la tarde del domingo 4 de junio de 2006, la decisión estaba tomada, ella no estaba feliz, incluso hará esperar un mes al elegido para dejarlo volver a casa.

La encontré cabizbaja caminando a paso lento por una vereda de Lima. -¿Qué hiciste? Le pregunté.

-“Y, MAS VALE MALO CONOCIDO, QUE MALO POR CONOCER”

Cruz Joaquín Saubidet®


7 comentarios:

kristin dijo...

Pues si, qué buena forma de verlo...
Posiblemente al ex-marido sabrás reclamarle más fácilmente sus faltas (porque se las conoces, y él sabe que las conoces), y si ya no lo soportas quizás entonces decidas sacarlo de tu casa y de tu vida para siempre.
Y pensarás... ¿será que aquél fanfarrón me hubiese hecho más feliz?
Y cuando voltees a ver a tu amiga, la que sigue aguantando los golpes de su marido, la que no sabe cómo divorciarse porque él la manipula cada vez más, la que ya ha perdido su propia identidad y hasta la cordura, la amiga que se mal-casó con aquel amigo del norte, dirás que no, que a pesar de todo en ése momento elegiste bien.
Y seguirás buscando un compañero mejor... y rezarás para que tu amiga también pueda encontrarlo.

Bea dijo...

Yo no lo puedo creer. Cuando vi que habia ganado Alan Garcia pense que mi memoria me fallaba y le pregunte a mi vieja: pero este no es el ladron, chantan que los dejo culo pa´rriba hace unos años?? Bue...nosotros hicimos y hacemos lo mismo en nuestro pais Argentina, no hay ningun hijo de p...retirado. Es mas, como ya estan tan viejos y han hecho tantas turradas podrian llamarse nietos de p... Tu explicacion no me alcanza. Cual es la razon que nos lleva a la autodestruccion? Debe haber algo mas profundo. Saludos

Anita dijo...

Uy!! pero que mala desición, que lástima no haber estado ahí para abrir su mente un poquito.
A veces los cambios son buenos, a veces.

Un abrazo.

Cruz J. Saubidet dijo...

Kristin: Muy buena comparación
Bea: Nadie se va del circulo
Anita: a veces

Khabiria dijo...

No entendí lo que pasó en Perú, pero con tu explicación empiezo a comprender...claro, como dice una amiga mia, el cuerpo de un ex marido siempre es un puerto seguro...jajaja
La realidad no es tan simple, y creo que los peruanos se la jugaron a la peor opción de los tres candidatos, creo que Allan la tendrá bien dficil...veremos qué pasa....vendré mas seguido a visitarte
Saludos

Vicente dijo...

Dificil eleccion, yo como peruano creo que no hubiese votado. Humala tenia un programa contra los homosexuales (en el siglo XXI, eh) y Alan Garcia... bueh, es Alan Garcia.
Horroroso e injusto tener que escoger entre esos dos.
Adios, Peru....
(Tu articulo hace énfasis en la infidelidad masculina, y las chicas...?).

Cruz J. Saubidet dijo...

khabiria: La verdad es que no tenian opcion!!
Vicente: Lo de la infidelidad masculina es porque el candidato infiel era hombre, si Margareth Tatcher hubiera sido reelecta el cantar habria sido otro.
Saludos
Cruz