febrero 25, 2006

Leyes paradójicas o el muro de los lamentos


El los albores del año nuevo 2006, la cámara de representantes de EEUU aprobó por 239 votos a favor y 182 en contra el proyecto HR 4437.
Esta peligrosa ley aboga por la construcción de un muro fronterizo visible desde la Luna entre México y EEUU y, lo más terrible, transforma al inmigrante indocumentado en un criminal.
Entre otros aspectos, la ley obligaría a los empleadores a constatar el carácter “legal” de los empleados y enviar información detallada a los federales. También aceleraría las deportaciones a menos de 14 días y les entregaría unos buenos millones extras a las patrullas fronterizas.
El presidente Bush quiere proteger las fronteras para evitar el ingreso de terroristas y en enero de 2004 propuso, sin éxito y en vistas a las elecciones, que se concedieran permisos de trabajo por 3 años renovables a 3 más, pero luego de eso el inmigrante debería partir de los Estados Unidos. La propuesta es ilógica, ya que si un inmigrante pasa seis años en el país no se irá porque venza un plazo y volverá a ser ilegal luego de los años legales.
Los demócratas aseguran que la ley no será aprobada por el Senado, incluso presentaron la propuesta HR2030 en donde se flexibilizarían las condiciones para aquellos que acrediten 5 años de residencia, impuestos pagos y ausencia de antecedentes criminales.
No soy un especialista en inmigración ni mucho menos, pero en estos dos años en este país he comprendido que los inmigrantes ilegales son necesarios al establishment y su erradicación no solo es imposible sino que no es conveniente ni a la política ni a la economía del país.
Si bien algunos envían dinero a sus familias, muchos jóvenes y familias completas asentadas por estos lares consumen de una manera fabulosa. No es una crítica, cada quien vive como le gusta o como puede, pero el estado bajo ningún punto de vista puede afirmar que los inmigrantes le ocasionan un gasto ya que movilizan la economía (y por ende los impuestos) de una forma significativa y redituable.
No quiero extenderme aunque el tema se presta para mucho, ni quiero sacar conclusiones de fácil refutación en un futuro cercano, pero supongo que por el momento ninguna de estas leyes verá la luz. Quizá las presiones internas logren la construcción del muro, pero eso no va a frenar la inmigración, solo volverá más peligroso el cruce fronterizo.
La paradoja del caso es que una de las excusas de ejecutivo para estas leyes duras era la posible entrada de terroristas árabes por la frontera mexicana y resulta que el sr. Bush apoya que una empresa del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos (si mal no recuerdo de ahí cerca “dicen por aquí”vinieron un par de los pilotos del 11 de setiembre o al menos “dicen por aquí” que Al Qaeda tiene una fuerte vinculación con E.A.U.) se haga cargo de seis de los principales puertos del país.

O nos ponemos de acuerdo o saltamos para cualquier lado.
Cruz Joaquin Saubidet ®

3 comentarios:

Kandy dijo...

Diablo.

El Enigma dijo...

Con la propuesta que parece mañana se aprueba o a mas tardar la proxima semana, hasta 7 millones de inmigrantes podran regularizarse.

El latino power mostro su poder en verdad, otra cuestion, sigue puesto el 1ero de mayo como fecha para el paro... no se ha detenido el conteo regresivo al dead line, asi que, quien sabe.

Saludos y gracias por la visita.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Cruz J. Saubidet dijo...

Dios quiera que así sea, yo sigo aun esceptico al respecto. Me encantaría estar equivocado, muchos amigos de NYC andarían más tranquilos por la vida.
Gracias