enero 03, 2007

Manual absurdo para escritores de cartas de amor.

Los tiempos han cambiado decía mi abuela, luego mi madre y ahora, con dolor en el alma debo admitirlo, yo.
La comunicación ha mutado hacia nuevos símbolos antes impensados y debemos de valernos de ellos a la hora de expresar nuestros sentimientos.
La codificación amorosa es muy distinta que antaño, convenimos pronunciar con alegría que un sinnúmero de hipocresías que durante centurias llenaron las comunicaciones epistolares entre amantes han dado por el piso de la realidad.
¿Qué será de los poetas melosos glorificadores del amor más puro?
¿Qué quedará de aquellos manojos de sueños que recitaban trovadores ante públicos inocentes?
¿Quién querrá morir por amor en estos tiempos en los que se muere por petróleo?
A no desesperar, las palabras escritas seguirán siendo mensajeras del amor por los siglos de los siglos.
Pero, aquel amor que nuestro abuelo recitaba a nuestra abuela, que mantenía su virginidad para él mientras él no correspondía, ha quedado en el olvido. Desde que el sexo y el amor son uno solo, hombres y mujeres han debido hurgar nuevas alternativas a la hora de describir sus sentimientos. No ha sido tarea fácil y el camino es aun empedrado, mas es posible resaltar sentimientos en el otro valiéndose nada más que de recuerdos.
¿Cómo emocionar a nuestro ser amado con palabras escritas?
No es fácil, pero posible.

Una de las técnicas más utilizadas en la actualidad es la “esquela amorosa”, enviada por email o mensaje de texto al celular del ser amado. He aquí una prueba para la capacidad de síntesis del emisor. En los pequeños mensajes, es imprescindible hacer hincapié en dos elementos ineludibles. Un encuentro anterior o un futuro encuentro.
“Fuiste un león/leona”, “no veo la hora de verte”, “te espero perfumado/a”, “¿no habrá sido demasiado?”, “el último fue el mejor”, “¡preparate!”, etc. etc.
Estos pequeños mensajes cumplen una función libidinosa y generan un candor en vistas al futuro encuentro.
No solo es sexo en la vida, también la comida es importante, y la metáfora es muy utilizada al momento de ponderar al ser amado: “pancita de durazno”, “ojitos de almendra”, “mi jamón del medio”, “te parto como un queso”, “budincito esponjoso”, “que sabrosa/o que estabas anoche”, etc. etc.
Puede usarse la poesía, por ejemplo: Y de los efluvios derramados/ producto de caricias y de besos/ mis bigotes quedaron impregnados/ y me relamo esperando tu regreso.

No quiero defenestrar al amor puro, pero me parece que es mucho más efectivo y agradable que nuestras epístolas generen “sensaciones lúbricas”. Instituyo que una carta que dice “te amo, soy tuya/o para toda la vida” en mucho menos tentadora que “mi cuerpo te extraña, quiere ser tuyo” Porque el cuerpo termina mandando y al asegurarnos que el cuerpo de nuestro/a amada/o desea ser nuestro, tenemos el camino libre para disfrutar el resto de las cosas.

Si bien es poco utilizada la hoja de papel, nada impide escribir a mano ni comprar estampillas, sin embargo, pueden escribirse emails de amor extensos sin quitarle romanticismo al acto creador. En este caso recomiendo adjuntar un documento de texto a nuestro escrito con un título prometedor: estaremossolos.doc, mequemomientraspienso.doc, soslomaslindo.doc, sientomuchascosas.doc, eldiafuelargo.doc, meestoyquemando.doc, cuentolosminutos.doc, etc. etc.
Un elemento importante es determinar el estilo preferido de nuestro/a destinatario. Valernos de la música que escucha es un buen método, nuestro estilo puede variar si nuestra/o enamorada/o escucha Cheyene, Arjona, Sabina, Queen, Peter Gabriel, Eminem, sex pistols, 50Cents o Maná. Lo que no puede variar es la esencia del mensaje, queremos que se sienta sumamente deseada/o. Después podemos agregar las falacias “comprendido/a”, “tenida/o en cuenta”, “respetada/o”, “amada/o” pero si olvidamos “el deseo” estaremos ante una correspondencia vacía y prescindible. Es importante destacar elementos del ser amado como lunares, color de ojos, forma de caminar, tono de voz, forma de acariciar, cola, sonrisa, etc. como generadores del deseo, como encendedores de nuestra pasión.
Nunca olvidemos que una carta de amor es un mensaje comunicativo extra a nuestra comunicación normal y que como tal no debe cubrir baches cotidianos sino ser un regalo y nada más que eso. Por ende, si abusamos de ellas, caeremos en la melosidad desagradable y las convertiremos en algo carente de importancia. Ellas deben ser chispa, deben encender y hacer un poco más feliz a nuestra pareja. No valen las mentiras ni las promesas eternas, la inocencia quedó en el tiempo y con ella la necesidad de afirmaciones innecesarias.
El ejemplo lo dejo para otro momento, pero es bueno ir practicando.
Cruz J. Saubidet®
Tags Blogalaxia:
Tags Technorati:

7 comentarios:

=La Fulana= dijo...

Jua jua jua es un post muy inspirador para mí. Ya veré que me pongo a escribir al respecto :))
Una cosa Juan Cruz, estem... quisiera saber si recibió las 2 postales personalizadas q le mandé a propósito de las 'tafiés'... Es que sospecho que no... :P
Buem...
Anímese, y que el video de 'Ilha das Flores' no le caiga pesado* (consuélese con que no acompañó a sus tomates rellenos con cerdo, gallina o ballena :P )*
Tanto ud. como yo sabemos que situaciones como esas vienen ocurriendo desde hace siglos.
Por otro lado, permitámonos disfrutar un poco que también nos lo merecemos y entristecidos o desesperanzados poco podemos ofrecer.

LE ENVÍO UN ABRAZO AFECTUOSO. ¡Feliz 2007 y consecutivos!!! ;)

*, *, (En mi caso me mandé un conejo al escabeche que estuvo pa' chuparse los dedos)

Khabiria dijo...

Bueno Cruz lo que pasa es que nos hemos vuelto mucho más prácticos y rápidos...ya no tenemos esa paciencia ancestral de intercambiar cartas de amor durante meses y años, antes de consumar algún encuentro cercano del tercer tipo...no! ahora primero nos acercamos y luego vemos si escribimos cartas/correos/mails etc...cómo hemos cambiado, no?
A veces se extrañan las cartas y los poemas (si son de Benedetti o Girondo mejor)
Un abrazo inmenso
:)

Ix_Moore dijo...

Una vez recibi una supuesta "carta de amor", me sorprendi de lo romantica y rebuscada que era (sobre todo para aquel chico que me la mando) y quede encantada...hasta qu un dia oi a Chayanne cantandola en la radio, que desilusion!!!

Malvado Ventrílocuo dijo...

¡De absurdo nada! Este post es tan conciso y práctico como las instrucciones del microondas. Se nota que hay conocimiento de causa detrás de cada observación. ¡Recomiendo encarecidamente estos consejos, se ajustan al 100% a mi experiencia vital!

Guillermo dijo...

Hola J!
Hoy mi blog cumple un año y estoy reflexionando un poquito acerca de esta costumbre bloggera (hobby/vicio/necesidad) que a tantos nos tiene atrapados.
Me gustaría mucho que me dejaras tu opinión
Abrazo.
G.

Guillermo dijo...

Hola J!
Hoy mi blog cumple un año y estoy reflexionando un poquito acerca de esta costumbre bloggera (hobby/vicio/necesidad) que a tantos nos tiene atrapados.
Me gustaría mucho que me dejaras tu opinión
Abrazo.
G.

Patricio Padilla Navarro dijo...

Y eso que ahora la cosa para algunos se pone mas extraña aún con tanto emoticons y abreviaturas de letras, mis primos chicos hasta en en persona me dicen "equis de" (XD) en vez de reirse, y para que vamos a hablar sobre ecaritas para estar tristes y todo eso.
A mi me encantan la verdad, :) pero igual es bueno aterrizar al clásio e inigualable lenguaje ordinario.

PD: de tus conversaciones en año nuevo la que tuviste con tu padre fue lejos la más inspiradora.

Saludos