enero 21, 2007

¿El pueblo es responsable de sus gobernantes? ¡Todo por un enojo!

Hay cosas que me molestan mucho, una de ellas es que me supriman un comentario en un blog. Si bien no se trata de algo grave ni que me impedirá dormir, me hace pensar sobre los motivos que llevaron al autor del blog en cuestión a considerar que mi comentario no está a la altura de sus letras. Gracias a Dios, suelo pensar distinto a la mayoría, especialmente en temas políticos, mi desazón me ha obligado a crear una barrera casi libre de pasiones propias y ajenas y eso me permite, más o menos, opinar sin preconceptos sobre lo que está bien y lo que está mal, equivocándome muchísimas veces.

No es muy complicado el asunto, cuando los políticos “cagan” a la gente o se “cagan en ella” está mal; y cuando generan espacios propicios para el progreso y hacen más de lo que hablan está un poco mejor. Por supuesto que hay miles de “grises”, pero no es la idea de este escrito hablar de ellos.

Las opiniones vertidas en referencia a los políticos suelen correr por carriles parecidos a las acciones de estos, por ende me cuesta mucho tomar en cuenta veredictos despiadados sobre algunos personajes porque pienso que verter sanciones feroces sobre otros, los transforma en igual de fidedignos que aquellos que ponderan demasiado, o sea poco.

¿El pueblo es responsable de sus gobernantes? Me parece que esa es la pregunta que deben hacerse todos aquellos que opinan de política.

Una de las bases democráticas es respetar las mayorías de las urnas, y estas cajas misteriosas, suelen poner arriba a personajes que muchas veces no nos agradan.

Claro que, de tratarse de elecciones transparentes, lo que a nosotros nos desagrada le agrada a mucha gente, y debemos acatar la decisión popular de encumbrar a tal o cual personaje.

Ojo, acatar no significa más que eso, y nada nos obliga a bajar la cabeza. Las democracias ordenadas poseen congresos que limitan el poder ejecutivo y si nuestros votos no alcanzaron para encumbrar a “nuestro” candidato, al menos podemos contar con piedras en el zapato y otros puntos de vista en las cámaras. Ahora, si la oposición deja las cámaras en manos del partido gobernante, no caben dudas que el pueblo está dando rienda libre a su líder para hacer y deshacer a su antojo.

En el 2003, el candidato a derrotar en las elecciones en Argentina era Menem. Desde mi programa de radio dediqué muchos minutos a demostrar las cosas negativas del candidato y por que no era bueno votarlo. Finalmente ganó Kirchner y con el tiempo se ha ganado mi antipatía por su populismo, su demagogia y los negocios poco claros. Pero, de cierta manera y a pesar de no haberlo votado, soy responsable de su victoria, tal vez por el hecho de haber hecho pensar a tres personas la inconveniencia de votar a Menem y que estas se hayan inclinado por él.

Por supuesto que puedo criticarlo de mil maneras, pero jamás podré decir que porque yo no lo voté no soy responsable de su triunfo.

Como verán este escrito nació de un enojo, no se trata de representaciones políticas de izquierda o de derecha, elementos que dejé de tomar en serio hace un tiempo; la idea es tomar conciencia de mis propias responsabilidades y hacerme cargo de la manera menos dolorosa.

En cuanto me desenoje, volveré a escribir sobre temas más interesantes como el sexo, la comida, los orgasmos compartidos, las camas de agua, los manuales absurdos, cuentos eróticos, la muerte, los diálogos conmigo mismo, el humor, etc. mientras tanto, disculpen haberlos aburrido.

Cruz J. Saubidet®

Blogalaxia:

Technorati:

9 comentarios:

ARCANGELVULCANO dijo...

A mi no me aburriste, lo leí todo de principio a fin. Eso de borrar los comentarios me parece de lo más irrespetuoso, no por la opinión ajena, que de por si ya es grave, sino por el desprecio que se tienen a si mismos, al irrespetarse irrespetando.

Cierto día le dije a alguién, que lo leía a pesar de que sabía que a él no parecía importarle. Porque me causaba curiosidad el pensamiento diferente y eso me seducia, me atraía. Y que cada vez, que alguién me convencía de lo equivocado que podía estar en mi visisón particular, eso me hacia recordarme que parte de la esencia de sentirse vivo era precisamente equivocarse.

Sobre la política, respetado Cruz, que te puedo decir que ya no sientas y sepas. Sólo añadir, que ante ese complejo mundo, es mejor bañarse con aceite de foca cada día para que todo te resbale. Interesantes tus reflexiones.Un respetuoso saludo.

Joan Guerrero dijo...

Cruz, saludos nuevamente.

Esta vez has vertido claridad al oscuro panorama que nos encontramos. Y más de nuestros líderes actuales, que sin duda, dan mucho de qué hablar.

Pienso que en gran parte, el pueblo es responsable: muy por dejarse llevar de "regalitos" que durante el mandato del político elegido, no se cumplen para nada...o que pase simplemente como sucede ahora: mucho populismo, aprovechamiento de los recursos del estado, la misma coerción de expresión.... son muchas galletas concentradas en el mismo jarrón.

La cuestión es saber cuál diferenciar para que evitemos envenenarnos, de lo mismo.

Sigue tus pasos... hablar de política latinoamericana a veces es como hablarse uno mismo ante la pared, ya que todo saldrá como siempre, igual.

El rinconcito de milagros dijo...

Tu escrito de hoy es una verdad tan grande como una casa pero hay es donde me surgue una pregunta es que acaso todos tenemos que pagar por las masa ovejera que siempre se emcargado de llevarnos por un barranco

Malvado Ventrílocuo dijo...

¡No te preocupes, no creo que nadie se haya aburrido en absoluto! Después del sexo, la comida, los orgasmos compartidos, y todo lo demás que figura en tu lista (a la cual yo añadiría las películas de los hermanos Marx), estoy convencido de que la política es el tema más interesante.

Y también estoy de acuerdo contigo en que siempre tenemos, como mínimo, un poquito de responsabilidad por todos nuestros dirigentes (cosa que muy a menudo me produce terribles remordimientos).

Un saludo, que tu blog no cambie.

dirat dijo...

Las decepciones en America latina se suceden una tras otra. Estoy seguro que si el candidato ganador hubiera sido menen, la critica seria igual, o quizas mas acida, asi que no te sientas mal. Los que estan mal definitivamente son los politicos, aves rapaces que son fauna abunndantes en todos estos, nuestros paises desafortunados.

Valeria dijo...

Hola!, la verdad es que me gustó todo lo que lei hasta ahora y estoy muy de acuerdo en muchas cosas, me sorprende,estudiaste en la UBA alguna de las sociales?, tenés una onda a eso!. Me encantó la frase de la presentación "El sentido común (y el humor) por sobre la información", es una de esas cosas que una piensa pero que nunca le salió cómo decir de forma clara y contundente. Saludos!

VITALI dijo...

Por primera vez no estoy de acuerdo cuando decís "Hay cosas que me molestan mucho, una de ellas es que me supriman un comentario en un blog. Si bien no se trata de algo grave ni que me impedirá dormir, me hace pensar sobre los motivos que llevaron al autor del blog en cuestión a considerar que mi comentario no está a la altura de sus letras" porque ¿crees que no es grave la supresión de cualquier idea nuestra? Claro: a lo mejor lo de supresión es metafórico y yo pienso que hablás de otra cosa... Porque ¡en realidad no se de que hablás! En parte no te entendí y en parte no estoy de acuerdo ¡mirá la ensalada que me produce el que estés enojado!
Por favor, no dejes de aclarármelo en cuanto te serenes.
¡Un fuerte abrazo!

Cruz J. Saubidet dijo...

arcangel, joan, ventrilocuo, milagros, dirat, valeria y vitali:
gracias por comentar, es un placer.

Alejandro, ahora el confundido soy yo. ¿como me va a impedir dormir que me supriman un comentario? No es pa tanto, lo metafórico sería que me lo tomara como algo grande y lo considerara una supresion de ideas. Además, existe la posibilidad de que el autor lo hubiera borrado sin querer y entonces yo me enojo al pedo. De todas maneras, el autorr me perdió como lector y buen comentarista, jaja.

Un saludo
Cruz

L´Avendetta dijo...

hola cruz, llegué a tu blog a través del de S. Uslé. la gente borra comentarios por la misma razón por la que no se desnuda en las playas: porque son un@s insegur@s del carajo. o al menos, así lo veo yo. ¡salud!