abril 26, 2006

Pensar es trabajoso (Diálogos conmigo mismo)


Hace tiempo que no focalizo mis energías mentales en un punto crítico y conflictivo y lo desgrano hasta encontrar la solución (o depresión en algunos casos), o sea, que no me siento a pensar.
Sentarse a pensar no es demasiado fácil, requiere voluntad, tiempo, mate, cigarrillos, un cuaderno y el teléfono sin campanilla.
Leí hace un tiempo el libro “La caverna” de José Saramago, en una parte, el viejo protagonista va a visitar la tumba de su esposa. El camino al cementerio era largo y los pensamientos se amontonaban en el trayecto. Pero, una vez que llegó junto a la lápida, el hombre pega la vuelta considerando suficiente el esfuerzo de llegar hasta el lugar y haber meditado en el camino.
Así me pasa muchas veces, la serie de preparativos que implican sentarme a meditar me impiden, una vez sentado con todos los elementos antedichos, iniciar el proceso correspondiente a la generación de ideas que resuelvan mis problemas o los de mis escritos.
-Epa Saubidet, ¡apreció! Hace rato que no me conversaba.
-Ha visto, lo explico arriba, creo que es un buen momento para retomar el diálogo.
-¿Tiene olor a alcohol?
-Es posible, ayer estuve tomando unos rones traídos desde Venezuela.
-Mire que bien, ¿yo donde estaba?
-Me parece que el ron lo desplazó un poco. Si quiere me lavo los dientes.
-No, deje, el olor no está en los dientes sale del esófago y calentito.
-Sabe que estoy tan politizado y descreído que ya no escribo casi sobre política porque ni siquiera me creo lo que escribo.
-Usted debería sentarse a meditar sobre ello.
-Y otras cosas debería hacer. Estoy un poco emocionado con esto del 1º de mayo sin latinos. ¿Usted cree que van a hacer huelga?
-Vamos dirá, o ud. es alemán.
-¿por lo rubio pregunta? ¿Por qué me busca roña? Ojalá se concrete, pero lo veo difícil, más aun en la costa este de EEUU. Ya están proponiendo marchas por la tarde para aquellos que no puedan adherirse.
-¿Usted va a parar?
-Yo no tengo a quien hacerle huelga, pero voy a estar ese día en la marcha haciendo reportajes y sacando fotos.
-O sea que va a trabajar.
-¡No!, ¿Si? Me ha hecho pensar en una paradoja, los periodistas latinos que cubramos el evento estaremos promoviendo y a la vez desvirtuando la huelga ¿qué hago?
-Vaya con una pancarta y la cámara y el grabador escondidos. La pancarta puede decir “Perdonen a los periodistas latinos de Nueva York, No saben lo que hacen”
-Jajaja! Se está poniendo peor que yo usted. Antes me recriminaba la maldad, ahora la incentiva.
-Solo tomo lo mejor de usted. Cambiando de tema, ¿en que andará Kirchner?
-Rodeado de Fernándezes seguro. Lo van a hundir, yo le avisé cuando vino a Queens y De Vido afirmaba (se ve que no los quiere mucho a los dos esos). Siguen con la eterna huevada de las papeleras uruguayas.
-¿Cómo la huevada? Van a dañar el medio ambiente.
-Me huele a que lo que van a dañar son los bolsillos de los dueños de las grandes papeleras argentinas, pero no me haga caso que yo soy muy malo.
-Pero las papeleras afectan los ríos, no me lo va a negar.
-Por supuesto que no, pero estos finlandeses van a dañar mucho menos que las que hay instaladas en Argentina y para colmo de quitarles mercado van a pagar impuestos a Uruguay. ¿Cómo van a permitir tal atrocidad?
-Usted no le cree a nadie. ¿Qué me cuenta de las elecciones en Perú?
-Una cagada, Humala y Alan García a la segunda vuelta ¿cuál será el menos peor? Le iba a decir que las elecciones me hicieron pensar que la mayoría del pueblo peruano es la que va al programa de Laura o Mónica, pero se me van a enojar los peruanos que no van ni miran el programa, así que mejor no digo nada.
-¡Respete un poco al pueblo peruano carajo! ¿Y de Iran, que me cuenta?
-Contarle, nada, solo que es factible que los que “irán” para allí serán los marines, total están al lado. ¿Vio como se le salen los ojitos para afuera a George W. Bush cuando habla del tema?
-¿Algo para contarme?, me estoy cansando de conversar.
-Deje nomás, descanse, si quiere pase por lo de Vitali y diviértase un poco.
-Bueno, ahí voy, cuando quiera meditar me hace un llamadito.
-Deje nomás, meditar me pone de mal humor.


Cruz Joaquín Saubidet®

5 comentarios:

J@Ke dijo...

Jajaj me gusta mucho tu INTERES lo cambio pelo a pelo aquí estan tasa libre ....
Salu2

bowie dijo...

grande, claro

va el abrazo

Cruz J. Saubidet dijo...

chas gracia

VITALI dijo...

¡Gracias por mandarme lectores!
Un fuerte abrazo y mi solidaridad para el primero.

Joana dijo...

Muchas veces avanzamos sin parar, precisamente por no pensar.
Cuando nos paramos y analizamos nuestra vida y entorno, puede que realmente, agarremos uns depresión, este mundo corre demasiado.