septiembre 28, 2006

¿No era pecado mentir?

Parece que me han influenciado los periódicos, dicen muchas cosas por estos días, pero como no les creo casi nada, debo remarcar los hechos solo como supuestos.
Pasan demasiadas cosas en el mundo, es imposible estar demasiado al tanto, pero es imprescindible (al menos para mí) saber donde se están reventando a tiros, donde hay un golpe de estado o si murió algún personaje importante.

Hay dos tipos de noticias que me atraen especialmente, por un lado las trágicas con sangre y muertos; y por otro aquellas en las que el sentido común queda descolocado y lo único que se puede pensar es “¡que hijo de puta!” Este segundo grupo va de la mano de la política y de los dirigentes que con sus barbaridades me dejan los ojos como huevos duros. Y con ellos me refiero también a los líderes religiosos ya que forman parte de la política de manera cada vez más activa (o menos encubierta).
La situación está jodida en el mundo y crece la tensión religiosa día a día en Europa. Digo Europa porque en Medio Oriente la tensión viene de larga data.
¿Hizo a propósito el papa esos comentarios acerca de los musulmanes?
Hay tanta mentira dando vueltas que elementos informativos de hoy, posiblemente mañana formen parte de una cadena de acontecimientos que nunca supimos, programados por mentes perversas (y políticas).
Por eso hoy he optado anteponer el “parece que” a la información, uno nunca sabe si los malentendidos diplomáticos, los accidentes, los estallidos populares, etc. fueron como nos los cuentan o forman parte de un complejo plan de una poderosa cabeza.

Parece que Kirchner presentó el presupuesto argentino 2007 con una proyección de crecimiento mucho menor a la posible, y le va a quedar un vueltito de varios millones para gastar a su antojo. ¡Ah! Justo en el 2007 hay elecciones presidenciales.

Parece que Kirchner está enojado con Chávez porque los delirios del venezolano en la ONU opacaron su discurso anti-FMI. ¿No había dicho ese discurso antes?

Parece que en Berlín cancelaron la presentación de la ópera “Idomeneo” de Mozart, por temor al enojo de los musulmanes. ¿No se dan cuenta que así incentivan futuros desórdenes?

Parece que el papa Benedicto XVI pidió perdón por los dichos sobre los musulmanes. ¿No era pecado mentir?

Parece que se sabe que mintió, incluso lo admitió públicamente, pero no se quiere ir. El primer ministro Búlgaro Ferenc Gyurcsany pidió perdón, pero el pueblo está enojado. ¿Y la famosa ética política? Ahora dice que no mintió, solo exageró, ja~

“Decí dos boludeces en Nueva York, después andate a Londres y quedate ahí, si volvés acá sos boleta” Parece que ese fue el mensaje del coronel tailandés Sondhi Boonyaratkalin al premier derrocado Thaksin Shinawatra luego del golpe de estado de la semana pasada.

Parece que esto es solo un ejemplo y que su validez es pedorrita.
Cruz Joaquín Saubidet®

5 comentarios:

Miguel Alejo dijo...

La noticias del mundo, bah, datos, cosas que bien poco sirven, para mi ahora y mi silencio.

Consuelo dijo...

Como para mi no resulta una necesidad, desde hace tieeeempo deje de leer periodicos.

Te encuentras con cada cosa, genera un estres incontrolable y sobre todo mucha desazon, pues la realidad subyacente es muy pesada y gris :S

Cruz J. Saubidet dijo...

Miguel A. Las noticias sirven para cubrir las necesidades de quienes las necesitan, con eso es suficiente. gracias por la visita.

Consuelo: es cierto, la realidad esta pesada y gris, pero a veces es entretenida.

Saludos

Patricio Padilla Navarro dijo...

Bueno, comparto lo que dices y las respuestas que das a Consuelo y Miguel. Igual no puedo negar que leo diarios, uno entiende el grado de mabiobrabilidad con la que deben escribir estos gallos en los cuales variables como la linea editorial, la popularidad de lo que escribes sin a veces importar el contenido, la necesidad por seguir con trabajo entre otras, reducen una intepretación de la realidad que de por sí ya es otro discurso acordado por los seres humanos.
filtros y mas filtros.

saludos

Cruz J. Saubidet dijo...

Patricio: No solo es una responsabilidad de los medios el engaño, ellos son manipulados por el poder de turno de miles de maneras. El periodismo no siempre crea las noticias, muchas veces desde el poder son creadas y los periodistas son utilizados para crear la cadena de acontecimientos de la que hablaba. Desde ya que muchos ayudan a crear las cadenas, pero otros simplemente las transmite.
Un abrazo
Cruz